El estilo nórdico se originó en Noruega, Finlandia, Suecia y Dinamarca a principios del siglo XX y se fue introduciendo en los hogares de muchas otras zonas del mundo gracias a su apariencia luminosa, bella y natural, junto con sus prácticas ideas de almacenaje. No es difícil comprar decoración nórdica, se trata solo de combinar sabiamente ciertos muebles y elementos.

Ideas para obtener una decoración nórdica y minimalista

El estilo nórdico también se relaciona a menudo con el minimalista, ya que nació para adaptarse a los espacios pequeños y conseguir más luz en el hogar sin que el mobiliario y los adornos la obstaculizaran.

Aprovechar la luz de las ventanas

Uno de los rasgos de este estilo es la luminosidad. Por tanto, es importante tener las ventanas despejadas y no colocar cortinas tupidas. Se ha de procurar que las paredes sean de colores claros para que reflejen la luz. Sin embargo, sí que se puede optar por papeles pintados de tonos discretos, como los modelos Schersmin o Signe.

Utilizar el blanco

Presente en todas sus formas: blanco roto, grisáceo, azulado… Sin embargo, si hay algún detalle negro se puede obtener un agradable contraste, como el sillón Sevilla o el sofá Farzi.

Integrar la madera

La madera da ese toque cálido que tanto caracteriza al estilo nórdico. Además de en las puertas y suelos, es una gran idea utilizarla en el mobiliario y los complementos. Para el estilo nórdico, los muebles de madera son de tonos claros, como el haya o abedul. Sepuede optar por muebles de línea escandinava, como el mueble de televisión Mebe.

Menos es más

El estilo nórdico guarda semejanza con el minimalismo en que utiliza cuantos menos muebles mejor, sin adornos y con compartimentos que permitan aprovechar al máximo el espacio. En su lugar, se pueden colocar organizadores en los armarios o incluso tener «cajones basurero» en la cocina. Un ejemplo de mueble nórdico es el aparador Wood Blanco.

El estilo nórdico en la decoración para niños

El estilo nórdico es excelente para la habitación de niños y niñas gracias a sus tonos neutros y relajantes.

Colores blancos y cálidos

Estos colores son perfectamente válidos también en habitaciones infantiles. Como, por ejemplo, en el juego de cama de 100 % lino de SUUKY Linen o la colcha Gonzalo, de la misma marca.

Añadir decorados pasteles

Los niños prefieren tener una nota de color. Es posible obtener muchos en colores pastel, como la alfombra vinílica Rainbows pastel o las alfombras lavables Polka dots o Stars.

Siguiendo estos principios del estilo nórdico, es posible aumentar ópticamente el tamaño de la vivienda al tiempo que se consigue luz y confort. ¡Anímate a comprar decoración nórdica en Inuk home y convierte tu casa en un lugar más acogedor y organizado!