Una mesa de centro es uno de los elementos más importantes dentro de un salón, práctica y estéticamente hablando. Una buena mesa de centro te puede levantar la decoración completa de un salón, igual que una mala elección de mesa, te puede tirar por tierra toda la escena.

Por ello es de suma importancia escoger la adecuada. No solo la que nos gusta, sino la que nos gusta y además es adecuada para nuestro salón; para el conjunto entero.

Por ello hay que tener en cuenta variables como: materiales, tamaño, forma, combinación y propósito. Estas las 5 claves que van a permitirte encontrar la mesa de centro perfecta. Confía en mí, cuando vayas a comprar una mesa, hazte estas 5 cuestiones:

1. Propósito de la mesa de centro

Mesa de centro moderna

La primera pregunta nos va a dar respuestas clave para la elección de la mesa ¿Para qué vas a utilizar la mesa de centro?

¿Vas a comer en ella? ¿Es meramente decorativa? ¿Necesitas que te ofrezca un espacio de almacenaje? etc.

No es lo mismo necesitar una mesa de centro para comer, que necesitar una mesa para completar la decoración del salón, aunque no se vaya usar a penas.

2. Altura y tamaño

Mesa de centro moderna

¿Te han gustado estas dos mesas? Entonces esta mesa de centro nórdica es para ti.

La siguiente cuestión que debes preguntarte o considerar es la altura y el tamaño. Pero no solo de la mesa, sino de lo que ya tienes en el salón. Es decir, la altura y longitud del sofá, de la alfombra y el resto de muebles.

Necesitas una mesa, que cumpla con tu criterio de propósito, y además, y esto es importantísimo, que guarde proporción con los elementos que ya se encuentran en el salón.

Por lo general los sofás y salones más grandes se benefician de mesas de centro de tamaño grande, mientras que los espacios pequeños aprovechan la ventaja de las mesas pequeñas, guardando todo una relación visual coherente.

Además, no solo hay que preguntarse por el tamaño, sino también por la altura. Las mesas de centro bajas son más llamativas, y dan al salón un toque más moderno, mientras que son menos prácticas que las mesas altas, que al menos llegan hasta la altura de los asientos del sofá, unos 50/60 cm aproximadamente.

Aunque este punto intervienen igualmente diferentes variables, quédate con esta: Proporción, proporción, proporción.

3. La forma de la mesa

Mesa de centro moderna

Hoy en día tenemos mesas de todas las formas: cuadradas, rectangulares, redondas, triangulares y de formas irregulares que, además de aportarnos cierta estética y estilo dependiendo de su forma, cada diseño también nos ofrece sus ventajas.

Por ejemplo, las mesas redondas son preferibles para espacios pequeños ya que su colocación no está condicionada por las líneas y esquinas del sofá o la alfombra, aportan equilibrio y armonizan el conjunto. Además, podemos ponerlas en rincones y el paso entre la zona de los sofás siempre será más fluida, como podemos observar a continuación.

Mesa de centro moderna

Ver: mesas de centro nórdicas redondas

Las mesas cuadradas o rectangulares, preferiblemente para espacios grandes, ofrecen una estética más ordenada, ya que armonizan con las líneas rectas del sofá y las alfombras, creando un todo más coherente, como vemos en el salón de abajo y podemos elegirlas estrechas o más anchas para favorecer la circulación de la zona, así como también cuadradas o con algo más de superficie, yéndonos ya a las rectangulares.

Mesa de centro moderna

Ver: Mesas de centro nórdicas cuadradas y rectangulares

Las irregulares son mesas que en un principio no juegan en equipo, lo que puede ser una ventaja, especialmente cuando se quiera presumir o destacar la mesa de centro, ya que destacan por sí solas.

4. El resto del conjunto

Mesa de centro moderna

Naturalmente, también tenemos que tener en cuenta lo que ya hay en el salón. No es que la mesa tenga que combinar con lo que hay, ya que se puede poner una mesa que contraste en lugar de que combine. Lo realmente importante, es que ésta guarde sentido con el conjunto total.

Es algo parecido a la proporción, si la mesa no encaja visualmente, parecerá un pegote, un añadido, no será parte del conjunto.

Así pues, muy importante: tener en cuenta el resto de elementos de la escena.

Un consejo: El cristal combina con todos los estilos y materiales.

Ver: mesas de centro de cristal

5. El Material

Mesa de centro moderna

Siempre se debe tener en cuenta el material con el que la mesa está fabricada, ya que así podremos prever su desgaste según nuestro estilo de vida, las sensaciones que va aportar ese material a nuestro salón, cómo se va a comportar ese material en el día a día según usemos la mesa, etc.

Si buscas algo elegante, el mármol o el acabado espejo dan muy buen resultado estético, aunque son materiales que tienen que limpiarse bien para que luzcan; si buscas algo llamativo y glamuroso, el latón o el cobre y acabados dorados aportarán ese toque; la madera, por otro lado, es duradera, cálida y encaja en prácticamente todos los espacios; y el cristal, es ligero visualmente, atemporal y elegante.

Aquí puedes ver todas las mesas de centro nórdicas de distintos materiales.

Evidentemente no te vas a aprender estas cinco claves de memoria cada vez que vayas a comprar, pero sí que te vendría bien apuntar este pequeño resumen. Toma nota, copia y pega; no te cortes 😉

Claves para escoger la mesa de centro perfecta:

Propósito: ¿Comer? ¿Leer? ¿Meramente decorativo? etc.

Altura y tamaño de la mesa: Que guarde proporción y resulte cómoda para el estilo de vida.

Forma de la mesa: Las redondas van bien en espacios pequeños, regulares e irregulares. Las cuadradas y rectangulares, sintonizan mejor con el conjunto total, y generalmente tienen mayor superficie útil y práctica.

El resto del conjunto: La mesa tiene que encajar, bien sea por combinación o por contraste con los elementos que ya hay en la escena.

Materiales: Escoger un material que aporte lo que necesitas: Lujo, comodidad, durabilidad, modernidad, ligereza visual, etc.

Aun así, tampoco te preocupes si no recuerdas estas cinco claves, ya que siempre puedes volver y leer este artículo, o preguntarme cualquier duda que tengas, y estaré encantado de responderte en los comentarios.

Por Abel Melero de Mil Ideas de Decoración | Fotos: Fantastic Frank, Archer Interiors, Home Adore y Andrea Papini