Disponer de una zona de jardín con piscina en nuestro hogar es un auténtico lujo que no está al alcance de todo el mundo. En verano, estos espacios se convierten en los preferidos de toda la familia y allegados. Y no es para menos. Son muchos los ratos que se pasan en la piscina, disfrutando del agua con los más pequeños o compartiendo una riquísima barbacoa con amigos seguida de un buen chapuzón que nos ayude a refrescarnos.

Lo cierto es que en la época estival pasamos mucho tiempo en esta zona y es entonces cuando caemos en la cuenta de que no termina de gustarnos cómo la tenemos organizada o, directamente, no nos agrada su decoración. Siempre solemos centrarnos más en el interior del edificio y quizá descuidamos un poco las zonas exteriores.

También puede darse el caso de que hayas aterrizado en este post sobre decoración de piscinas porque, directamente, vas a decorarla por primera vez y estás falto/a de ideas.

Te aseguramos que hay una infinidad de posibilidades de decoración que pueden aportarle un toque muy personal a este espacio. ¿Tu ingenio se ha acabado y no se te ocurre nada?

A continuación, vamos a darte algunas ideas de elementos con los que podrás decorar la piscina, así como fuentes y acabados que acostumbran a usar en Gestión Piscinas para sus clientes. Te van a encantar. ¡Comenzamos!

Elementos decorativos para piscinas

No son indispensables en la decoración de este espacio, pero es innegable que colocar una cascada en el borde de la piscina le otorga un nivel superior a la misma. Además de ser un plus decorativo que aporta un toque exclusivo y elegante, ver el agua caer y escuchar el sonido de la cascada ofrece una sensación de relax inigualable.

En gestionpiscinas.es puedes encontrar cascadas transparentes, tanto curvas como rectas que, además, cuentan con la opción de iluminarse por la noche con leds de colores.

Plantas para decorar la zona de piscina

Así es. Las plantas no solo alegran y protegen nuestro hogar, pueden ser elementos decorativos preciosos y, en el caso de colocarlas en la zona de la piscina, nos parece que aportan un toque muy exótico a este espacio.

El césped no es la única planta capaz de embellecer esta zona, otras como los árboles frutales cítricos o las palmeras también son perfectas para la ocasión. De hecho, estas últimas son algunas de las más utilizadas. Y es que tienen la ventaja de que sus hojas no caen al suelo aunque se sequen, por lo que mantendremos la zona de la piscina limpia.

Fuente: Pinterest

A la hora de elegir una u otra planta, debes tener en cuenta aspectos como que sus hojas sean perennes para así no ensuciar el agua, que no cuente con raíces agresivas que puedan arriesgar los cimientos de la construcción y, asunto importante, que sean plantas de verano, para que estén lo más bonitas posibles durante estas fechas. No te recomendamos plantas como los cactus o rosales puesto que, son muy bonitos, sí, pero irían en una zona en la que os paseáis descalzos y con trajes de baño y habría peligro de que os pincharais.

Además de las palmeras, estas otras plantas pueden aportar mucho gusto al espacio de tu piscina: el boj, el papiro, la camelia o la aralia.

Elementos de utilidad: escaleras para piscinas

Quizá sea uno de los elementos a los que menos atención prestamos en lo que a decoración respecta, pero debemos tener en cuenta que el tipo de escaleras que elijamos para nuestra piscina, no solo influirán en lo funcionales que nos resulten sino también en la decoración del espacio.

Podemos encontrar escaleras de piscina con formas rectas o más estilo redondeadas, con escalones en tonos acero, negros o azules… Lo mismo ocurre con los pasamanos. Los hay de mil formas y estilos y cada uno aporta un aspecto diferente a la zona de nuestra piscina.

Iluminación para piscinas

La iluminación de la piscina no solo es importante por su funcionalidad, sino porque, sabiendo elegir la adecuada, puede convertirse en un elemento decorativo imprescindible. Si eres de los que disfrutan de un baño relajante cuando cae la noche, elegir elementos como luces led flotantes o un foco de luz que cambie de color, como los que puedes encontrar en gestionpiscinas.es, aportará un aire muy romántico e íntimo a la zona de tu piscina.

Para elevar este tipo de decoración, también puedes colocar alrededor de la piscina, en la zona de jardín, unos farolillos de bambú natural para conseguir ese efecto de calidez y relax que complemente a tu baño nocturno.

Tumbonas para piscinas

Que las tumbonas y hamacas son elementos indispensables si dispones de piscina es una ley no escrita. Leer un buen libro, tomarte un cóctel mientras te bronceas o, directamente, echarte una siestecita tras ese baño refrescante son algunos de los usos que solemos darle a estos muebles que tan geniales quedan para la zona de piscina.

Además de aportarte máxima comodidad y descanso, el diseño de los mismos es un elemento diferenciador de la decoración de este espacio.

Tienes varias opciones. Desde tumbonas resistentes y con ruedas para un sencillo desplazamiento, como la tumbona Park Life, hasta tumbonas dobles, ideales para colocar en tu rincón chill out al lado de la piscina. La tumbona doble Landscape es perfecta para completar tu decoración. Y, si prefieres decantarte por el exotismo, no dudes en escoger una hamaca flecos de estilo boho. ¡Totalmente tropical!

Zonas de sombra que decoran nuestra piscina

Tomar el sol en nuestra zona de piscina está genial pero, de vez en cuando, no viene mal contar con algunos espacios donde resguardarse de los rayos del astro rey. Si no tienes árboles o arbustos que te den alguna sombra, te recomendamos que te hagas con alguna sombrilla, cenador o pérgola que te consiga esos rinconcitos. Si tienes suficiente espacio, también puedes colocar una mesa estilo picnic y crear tu zona de merienda o aperitivo.

Fuente: Pinterest

Si este artículo te ha servido para hacerte una idea de cómo renovar la decoración de tu zona de piscina, ¡nos alegramos! Ahora solo queda ponerte manos a la obra y disfrutar de ella este veranito. ¡Date un baño a nuestra salud!