¿Alguna vez has soñado con tener tu paisaje favorito justo detrás de la cama? Un mural de pared te permitirá crear espacios que nunca imaginaste tener en tu propia casa.

En muchas ocasiones nos damos cuenta de que hay ciertos espacios de nuestro hogar a los que les falta vida. Tenemos habitaciones pequeñas que no podemos sobrecargar de muebles, espacios donde falta esencia e incluso paredes que no hacen justicia con el resto de la decoración y que daríamos lo que fuera por tapar.

Este elemento decorativo puede hacer que esos espacios con los que no estamos del todo contentos cambien radicalmente aportando color, alegría y bienestar. Tanto si eres amante de lo sencillo y sofisticado como si eres de los que arriesgan, dispones de una gran cantidad de paisajes, dibujos, estilos y texturas. Son muchas las ventajas que este elemento puede aportar.

¿Por qué tener un mural de pared?

1. Piensa por un momento cuántas veces has deseado vivir cerca de la playa o de la montaña ¿Cuántas veces has necesitado relajarte en un espacio en concreto que, por desgracia, no tienes a la mano? Pues bien, este elemento te transportará a esos lugares y a esos ambientes que tanto te relajan y te aportan felicidad.

2. Puede ser la mejor decisión en varios aspectos: si estás pesando en recurrir a la pintura, debes pensar que es algo irrevocable. Podrás ponerlo y quitarlo siempre que quieras (aunque no vas a querer) e incluso lavarlo. Por otra parte, te permite que sea solo una de las paredes la que contenga el mural.

3. Quedarán perfectos en cualquier lugar de tu casa, pero sobre todo son ideales para iluminar un pasillo, un pequeño baño, una habitación poco espaciosa e incluso un recibidor. En estos lugares suele haber poco espacio para muebles u objetos de decoración y, muy a menudo, acaban convirtiéndose en espacios sin vida, sin ganas de pasar tiempo en ellos. Es perfecto para, lejos de sobrecargar una estancia, dar esa chispa que necesita para ser un rincón de lo más especial.

4. Por otro lado están los espacios grandes. Muchas veces juntamos dos habitaciones como, por ejemplo, el salón y la cocina y, además de dar la sensación de que falta algo por ser tan espaciosos, pueden no estar todo lo definidos que deben para poder diferenciarse entre sí. Puede ayudar a diferenciar bien dos zonas unidas para que visualmente todo parezca que está en su sitio.

5. Rompe con la monotonía del blanco, el negro, el gris y demás colores. Juega con el estilo del resto de la estancia y crea un ambiente único e indescriptible en tu hogar. Una tienda de decoración online que te aporta tanto murales de pared como otro tipo de elementos de decoración será la mejor opción para dar el toque de buscas.

Confía en tu tienda de decoración online

Si eres amante de la fantasía y la alegría, hazte con un mural ya y observa cómo cambia ese rincón que hasta el momento no era tu favorito. ¡No podrás dejar de contemplar tu nuevo mural!