El diseño Nórdico no es una moda pasajera ni mucho menos, es una tendencia que se viene utilizando desde hace mucho mucho tiempo por lo que en el post de hoy te vamos a hablar sobre su historia y cómo se ha desarrollado a lo largo del tiempo, ¡no te lo pierdas!

Gracias al estudio de esta tendencia, somos pioneros diseño nordico

Nos pasa a todos que, bastante a menudo, nos quedamos solamente con el titular y no vamos más allá. Pero las cosas no (siempre) suceden por arte de magia.

El diseño de interiores nórdico no es una moda. Es el fruto del trabajo de unos cuantos visionarios y de una tradición muy sólida basada en la mezcla de la belleza y la funcionalidad.

Somos pioneros en el diseño nordico, Inuk Home

Fuente: MaxPixel

 

Origen del éxito del estilo Nórdico en el hogar

Es como cuando vemos Eurovisión, sabemos quiénes son ABBA o Loreen y canciones como “Waterloo” o “Euphoria” forman parte de nuestro ADN. Lo que ya no es tan conocido es que el éxito de países como Suecia tiene que ver con toda una dinastía de compositores que han trabajado mucho para conocer la fórmula de la canción ganadora.

Al tenista Björn Borg le han dedicado hasta películas, pero hay otros personajes como el misterioso ‘Isildur1’ a los que casi nadie conoce y que hacen historia igualmente.

En literatura, el fenómeno de la novela negra escandinava que todos conocemos gracias a la saga Millenium de Stieg Larsson, no podría entenderse sin el peso de escritores y movimientos anteriores, como Henrik Ibsen o el “Modern Breakthrough” de finales del siglo XIX que rompía con la tradición y entre otras cosas, daba la voz a las mujeres escritoras.

Podríamos seguir así párrafos y párrafos. Con el diseño sucede lo mismo. Detrás de las grandes marcas hay un equipo de creativos muy preparado, figuras desconocidas que han dejado su huella gracias a su genialidad y toda una historia que se remonta a principios del siglo XX, precedentes que siguen influyendo en los diseños actuales.

Merece la pena dedicar algo de tiempo para ver qué se esconde detrás de esas piezas que decoran nuestro salón. Para ello tenemos que viajar al cambio del siglo XIX al XX.

decoracion nordica interior, Inuk HomeFuente: Wikimedia // Pie de foto: Portada de Andreas Bloch y Olaf Krohn para la revista noruega Urd en 1897

La personalidad de los países nórdicos está impresa en todo lo que hacen, ya sea música, deporte, literatura o diseño. Esto tiene que ver con las condiciones del lugar donde se encuentran, algo que pesa mucho a la hora de crear un hogar que sea ante todo funcional pero que no renuncie a la belleza.

Hablamos de lugares aislados donde hay que aprovechar los recursos al máximo y sacar el mayor provecho posible de los materiales de los que se dispone. Hay que ser práctico.

Al mismo tiempo, los países nórdicos, cuyo núcleo es Escandinavia (Suecia, Noruega y Dinamarca, aunque también se suelen incluir Finlandia e Islandia), son preciosos y aunque no se pueda disfrutar demasiado de esa belleza al aire libre por el frío y la oscuridad, sí puede hacerse dentro del hogar.

Las características de los países nórdicos se adaptan perfectamente a los movimientos de ruptura, tanto artística como social, que surgieron a finales del siglo XIX y sobre todo a mediados del siglo XX.

El Modernismo, que en Europa se conoció como Art Nouveau, rompía con el hiperrealismo y renegaba de la producción en masa de las máquinas.

Se pretendía recuperar la producción artesanal y el amor por la naturaleza.

La Revolución Industrial llegó más tarde a Escandinavia, lo que propició que este movimiento tuviera mucha fuerza allí.

La artesanía típica en madera o cristal empezó a convivir con las formas de producción mecánica, un equilibrio que se mantiene hasta nuestros días y que se resume en la frase “cosas bonitas que hacen tu vida mejor”.

En los países nórdicos el Art Nouveau se conoció como “Skønvirke” y hay varias muestras en distintos lugares, como en esta farmacia de Dinamarca.

art noveau, Inuk HomeFuente: Wikimedia // Farmacia Sankt Hans en Odense de estilo Skønvirke, de 1903

En 1845 se creó la Sociedad Sueca de Diseño Industrial que, no sólo se encargaba de promover el diseño de interiores sino de hacerlo para todo el mundo.

El tercer rasgo que marca históricamente el diseño nórdico, además de la funcionalidad y la belleza, es que sea accesible. Por eso a menudo se habla del diseño nórdico como “diseño democrático”.

Con todo este background, el diseño procedente de Escandinavia fue consolidándose.

Entre 1954 y 1957, un tour por Estados Unidos y Canadá acuñó la etiqueta “Scandinavian design”, lo que para nosotros es el diseño nórdico.

Querían difundir la manera de vivir de los nórdicos, con diseños simples y bonitos.

Una de las primeras grandes marcas, que todavía sobrevive, fue Fritz Hansen, fundada en 1872 y conocida como REPUBLIC OF Fritz Hansen, ¿te suena?

Para esta compañía han trabajado algunos de los más grandes diseñadores de la historia del diseño nórdico, como Arne Jacobsen (1902-1971) o Hans J. Wegner (1914-2007).

El primero es muy conocido por sus diseños de sillas, como el Huevo, el Cisne o el Modelo 3107. El segundo innovó principalmente en sillas pero también en otros muebles.

diseño democratico, Inuk HomeFuente: Wikimedia // Habitación 606 del SAS Royal Hotel de Copenhague, obra de Arne Jacobsen
art deco design, Inuk HomeFuente: Flickr // Diseño de Hans Wegner,

A mediados del siglo XX los nórdicos revolucionaron el diseño de interiores, no sólo en muebles sino también en otros objetos.

Seguro que te suenan las lámparas del Arquitecto Danés Poul Henningsen (1894-1967). En países como Finlandia se acentuó más la parte artesanal, como por ejemplo en los trabajos en cristal de Tapio Wirkkala (1915-1985) o en la obra de Alvar Aalto (1898-1976), creador de la marca Artek que viene ofreciendo Arte & Tecnología desde 1935 hasta hoy.

lamparas estilo nordico, Inuk HomeFuente: Wikimedia // Lámpara de Poul Henningsen de 1925
tienda decoracion online, Inuk HomeFuente: Wikimedia // Colección de botellas de Tapio Wirkkala. Diseño de 1966, producidas por Venini en 1996
Fuente: Wikimedia // Carrito de té de Alvar Aalto

En los años 60 llegarían las obras de los discípulos de esta generación de diseñadores.

Grandes talentos que añadían un toque futurista al diseño nórdico, influenciados por el movimiento Pop-Art.

El caso más conocido es el de Verner Panton (1926-1998), que estuvo bajo la tutela de Jacobsen y Henningsen y que pasará a la historia por su famosa silla Panton. Eero Aarnio, con sus sillones de bola o Eero Saarinen (1910-1961), con sus sillas de tulipán, son otros de los representantes de esta corriente más colorista.

decoracion futurista, Inuk Home

Los diseños de todos estos genios siguen vigentes hoy en día y la receta de esos objetos útiles y bellos que todos podemos tener, está más viva que nunca.

Contacta con nosotros si tienes alguna duda sobre este estilo decorativo, ¡te ayudaremos en todo lo que esté en nuestra mano!